7 de noviembre de 2022

El Partido Popular insiste en adaptar la regulación del Mercado de Abastos de Montequinto para igualarlo al del centro

En una reunión reciente con algunos de los placeros del Mercado de Abastos de Montequinto, Carmen Espada, concejal del Partido Popular en el Excmo. Ayuntamiento de Dos Hermanas, ha podido comprobar personalmente el estado lamentable en que se encuentran las instalaciones del Mercado de Abastos quinteño, a la vez que ha sido informada del trato discriminatorio que reciben los placeros con respecto a los del mercado de Dos Hermanas, consecuencia de la distinta regulación de ambos.

Para Carmen Espada, «no es de recibo que haya una diferenciación patente entre ambos, no solo en términos económicos, sino en lo que a las instalaciones se refiere».

El Mercado de Abastos de Montequinto cuenta con 21 puestos, de los que 9 se encuentran vacíos, así como con 9 locales de los que 4 están sin ocupar y uno de ellos es utilizado por EMASESA. Esta diferenciación entre locales y puestos se deriva de la doble denominación del recinto, que comprende el mercado de abastos, propiamente dicho, y la galería comercial, según pudo verificar en su visita, la portavoz y presidenta popular, que acudió con la Secretaria General del partido y el vicesecretario de Reactivación Económica.

Según sostienen desde el Partido Popular nazareno, no es admisible que el Ayuntamiento de Dos Hermanas use sus redes sociales para promocionar el Mercado de Dos Hermanas, sin apoyar, al mismo tiempo, al Mercado que tenemos en Montequinto, exigiendo en este sentido campañas para revitalizar ambos mercados.

Los populares destacan la poca publicidad que se le da al de Montequinto, del lamentable estado de sus instalaciones, como muestra la entrada con puertas oxidadas, de un suelo no adaptado para la limpieza y uso (como el que sí existe en el Mercado de Dos Hermanas), de la falta de incentivos para atender a los usuarios tanto en horario de mañana como de tarde, entre otras carencias.

El Ayuntamiento de Dos Hermanas considera al Mercado de Abastos de Montequinto como una galería comercial y “ello implica que los placeros tengan que asumir de su propio bolsillo, desde el IBI hasta la limpieza del Mercado, cosa que no ocurre en el de Dos Hermanas, aunque en el rótulo se deje bien claro que estamos entrando en un Mercado de Abastos”.

Para el Partido Popular, la solución más inmediata y que el Ayuntamiento de Dos Hermanas debe acometer sin más dilación, pasa por cambiar la consideración de mismo, dedicar los mismos recursos que el Ayuntamiento dedica al del centro de Dos Hermanas y, por tanto, acometer las reformas necesarias en sus infraestructuras para adecuarlo al servicio que allí se presta.

Para Carmen Espada, «desde el Partido Popular seguiremos reivindicando la igualdad de los placeros de Montequinto ante un Ayuntamiento que, definitivamente, ha optado por ningunearlos», apostilla.