11 de noviembre de 2021

El PP de Dos Hermanas apuesta nuevamente por una ciudad cardioprotegida

Cada día más centros educativos cuentan con desfibriladores, sin embargo, Dos Hermanas no se encuentra entre los municipios en los que los colegios están cardioprotegidos.

Desde el Grupo Municipal del Partido Popular de Dos Hermanas se viene insistiendo desde hace años en la necesidad de que nuestros colegios cuenten con un desfibrilador y hemos presentado numerosas iniciativas y propuestas que no han sido ejecutadas, de ahí que insistamos en la necesidad de contar con una dotación presupuestaria que permita cardioproteger nuestros centros.

Tras mantener varias reuniones con representantes de fundaciones y organizaciones que trabajan en la cardioprotección de espacios públicos y privados, para conocer de primera mano la necesidad de cardioproteger estos espacios, nos hemos dado cuenta de que con tan sólo una dotación que rondaría los 70.000€ máximo, nuestros hijos estarían en un entorno seguro.

En Dos Hermanas son pocos los centros educativos que cuentan con un desfibrilador en sus instalaciones y en todo caso han debido ser a través del AMPA o los padres como se ha llevado a cabo su adquisición. Recientemente hemos conocido de la instalación de un desfibrilador en el IES Vistazul debido a la enfermedad de hipertensión pulmonar de una de sus alumnas. La instalación de este DEA ha supuesto dejar sin él al centro educativo del que procedía la menor, dejando por tanto desprotegido al mismo, que se ha visto obligado a cardioproteger el centro. Nuestra intención es que ningún centro educativo quede detrás en materia de salud.

Sabemos que el Ayuntamiento de la ciudad adquirió 10 desfibriladores que han sido instalados en mercados, bibliotecas…, por lo que desde el Grupo Municipal Popular insistimos en contar en los próximos presupuestos con una partida presupuestaria destinada a cardioproteger también los centros educativos de la ciudad.

En un municipio que supera los 110.000.000€ de presupuesto anual, es impensable no dotar una partida presupuestaria en materia de salud, una partida destinada a la instalación de DEA en todos los centros educativos de la ciudad. Es cuestión de priorizar lo que realmente necesita la ciudad, y es impensable “mirar hacia otro lado” cuando hay inversiones superiores destinadas a partidas que pueden minorar, si así fuese necesario.

Desde el Partido Popular de Dos Hermanas insistimos en la necesidad de este tipo de actuaciones, que muy probablemente terminen imponiéndose a corto plazo, y a la que nos debemos adelantar, máxime cuando hablamos de salvar vidas.

Teniendo en cuenta el número de personas, la actividad deportiva, y que la posibilidad de un accidente es mayor que en otros ámbitos, la seguridad que se ofrece a las familias es mayor con un desfibrilador, de ahí la importancia de cardioproteger nuestros centros educativos y a nuestros hijos. Por ello, apostamos por un Plan Integral de cardioprotección.

En el mismo sentido, desde el Grupo Municipal Popular han dado un paso más e impulsarán una propuesta con el objetivo de hacer de Dos Hermanas una “Ciudad Cardiosaludable” a través de un Plan Local de Acción en Salud que permita una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos introduciendo desfibriladores repartidos estratégicamente por distintos edificios públicos de la ciudad, propuesta en la que se ha trabajado de forma conjunta con el Vicesecretario de Salud de la ejecutiva local.
Se trataría de hacer un estudio por zonas en las que se cuente con más de un edifico público, para la instalación de dicho desfibrilador de forma que da cobertura y asistencia no sólo a ése, sino a aquellos que están cerca. De esta forma con un solo desfibrilador damos cobertura a toda una zona.
Se trataría además de crear un mapa cardiosaludable donde figuren las zonas en las que se encuentran los desfibriladores. Un mapa que se publicitaría por los diversos medios de que disponga este Ayuntamiento para su conocimiento a la población, mejorando así la calidad de vida y la tranquilidad de nuestros ciudadanos, a la vez que nos convertimos en referente frente a otros municipios.
Asimismo, se darían los cursos de formación necesarios para conocer su fácil manejo. Los formados serían seleccionados de entre el personal laboral del centro que disponga del desfibrilador.
En definitiva, pretendemos que este ayuntamiento diseñe y elabore un plan de acción preventiva que culmine por tanto en la delimitación de la ciudad en zonas cardiosaludables en cada una de las cuales se instalará un desfibrilador y la formación necesaria.
Con un presupuesto solvente, con superávit y remanente de tesorería, no podemos seguir obviando un tema de salud de nuestros vecinos.