29 de agosto de 2022

El PP de Dos Hermanas insta al equipo de gobierno a que reconozca la realidad y no permanezca ajeno a la ocupación ilegal en nuestra ciudad

La presidenta y portavoz del Partido Popular de Dos Hermanas, Carmen Espada, ha asegurado que, desde el partido, se ha venido trabajando para combatir la ocupación ilegal desde tiempo atrás y recuerdan a este respecto que no es la primera vez que desde la formación azul se insiste en la necesidad de acabar con un problema social cada vez en aumento. Ejemplo de ello fue la Proposición de Ley registrada en el Congreso en febrero de 2019, destinada a combatir la ocupación ilegal de viviendas a y que garantizaba el derecho de propiedad, la seguridad de las personas y bienes, y la convivencia social.
Ahora, una vez más y ante la urgente necesidad de acabar con un problema que cada vez afecta a más vecinos, el Partido Popular registra de nuevo una Proposición de Ley contra la ocupación, con el firme objetivo de defender y garantizar la convivencia y seguridad no sólo de los legítimos propietarios sino de los vecinos, contemplando el desalojo inmediato de los llamados okupas.

Espada ha insistido en la importancia de aunar esfuerzos y pide al equipo de gobierno que reconozca la realidad de nuestro municipio y no permanezca ajeno a la ocupación ilegal en nuestra ciudad. Son muchos los vecinos que insisten en que hay que poner fin a un problema de convivencia y seguridad vecinal, ocasionados por quienes okupan viviendas o locales, no sólo privando a sus legítimos propietarios del uso y disfrute de los mismos, sino ocasionándoles gastos y desperfectos en ocasiones inasumibles.

La presidenta y portavoz popular señala que «es inadmisible dotar de protección a quienes okupan un domicilio o un local, ante la desprotección de sus legítimos propietarios, y lamentablemente esa es la realidad actual»
Por ello, reitera la importancia de que, desde el gobierno socialista que preside, Francisco Rodríguez se tomen medidas contundentes en la medida en la que se tenga competencia. Para ello, recuerda que las actuaciones policiales son vitales y que se debe contar con efectivos suficientes para garantizar la seguridad de nuestro municipio, de forma que un vecino quede desprotegido porque se actúe en la protección de otro.

En este orden de cosas, añade que «hay que ser minuciosos y exhaustivos en la aplicación de la normativa existente a la hora de empadronar y por supuesto, no mirar hacia otro lado ante los enganches ilegales que se producen o los problemas de convivencia que denuncian nuestros vecinos»

Espada alude a las iniciativas presentadas a nivel local en dos ocasiones distintas, y a lo largo de las dos últimas legislaturas, para acabar con la ocupación ilegal en nuestra ciudad, negadas taxativamente por el equipo de gobierno y los partidos de izquierda de la corporación municipal.

«Los ayuntamientos, deben promover una política efectiva de vivienda y no pueden dedicarse a “consentir” una usurpación de la propiedad que no es justificable en ningún caso, pues se trata de una ilegalidad en contra del derecho constitucionalmente reconocido como es la propiedad. Cuando hay una ocupación ilegal, hay un acto contrario a derecho. No puede ser que este tipo de políticas se basen en considerar la ocupación ilegal como una situación tolerable o admisible, como no lo es cualquier otra ilegalidad», infiere la presidenta del Partido Popular de Dos Hermanas.

«Hay que ser contundentes, y no podemos ni admitir ni permitir que el okupa quede respaldado ante la indefensión del legítimo propietario», reitera en este sentido.
Así mismo ha incidido también en la necesidad de pedir al Gobierno de España la coordinación con el resto de los poderes públicos del Estado para proteger a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y dotarles de herramientas para que puedan actuar de manera inmediata.

«Sólo desde una política real y efectiva en materia de vivienda se podrá combatir el alarmante y creciente problema de la ocupación de viviendas, y garantizar la propiedad privada, la convivencia y la seguridad»

Desde el partido Popular informan además de que pocas zonas de la ciudad escapan ya, a una situación que no puede normalizarse en modo alguno y ante la que debemos tomar medidas destinadas a garantizar una convivencia pacífica y la seguridad vecinal. La ocupación no es un problema de las zonas más empobrecidas o con menor renta per cápita, sino que es un problema generalizado en nuestra ciudad y ejemplo de ello, son las distintas reuniones mantenidas con vecinos de diferentes zonas de la ciudad como el centro, Las Portadas, la Moneda, Montequinto, Las Infantas, La Motilla, la Barriada del Rocío o San pablo, a modo de ejemplo.

Espada insiste en que estamos ante un problema real que no podemos obviar y que en muchos casos lleva a los vecinos a tener miedo y a sentirse totalmente desprotegidos.

Esta Proposición de Ley no regula los desahucios hipotecarios ni arrendaticios ni tiene como objetivo regular los conocidos “precarios” y deja claro que esta normativa nada tiene que ver con la que se ha aprobado en protección de las personas en situaciones de emergencia social o especial vulnerabilidad habitacional cuya protección se encuentra definida en numerosas normas aprobadas por el Partido Popular.